La Plataforma Logística: la gran desconocida

Todos sabemos que en un mundo como el nuestro, donde la inmediatez prima por encima de otros criterios, la logística es la clave. Por ello, nos permitimos volver a los orígenes para definir, y que a todos nos quede claro, qué es la logística.

Para Ferrel, Hirt, Adriaenséns, Flores y Ramos, autores del libro "Introducción a los Negocios en un Mundo Cambiante" la logística es:

"Una función operativa importante que comprende todas las actividades necesarias para la obtención y administración de materias primas y componentes, así como el manejo de los productos terminados, su empaque y su distribución a los clientes"

Según Lamb, Hair y McDaniel, la logística es:

"El proceso de administrar estratégicamente el flujo y almacenamiento eficiente de las materias primas, de las existencias en proceso y de los bienes terminados del punto de origen al de consumo"

Después de leer estas definiciones, tengo que dejar claro que las necesidades logísticas surgen de fabricantes o distribuidores.

Cualquier empresa o organización para poder definir de forma óptima su cadena logística, necesita un espacio para organizar su operativa. Este espacio se denomina plataforma logística y normalmente es gestionada por un operador logístico o por el departamento de logística, que utiliza el almacén para gestionar la carga, planificar o diseñar su distribución, con el objetivo de poner su producto en manos del consumidor final de manera rápida y eficiente.

La plataforma logística o almacén se compone principalmente de la zona almacenamiento, la zona de preparación de pedidos y la playa (zona de expedición diaria de la mercancía). Dentro de una plataforma logística se pueden realizar multitud de servicios. Como por ejemplo:

  • Cross docking
  • Almacenaje
  • Picking
  • Packing
  • Logística inversa
  • Logística dedicada a clientes de e-commerce
  • Carga y descarga de vehículos
  • Punto de consolidación o desconsolidación mercancía

Se debe estudiar cada proyecto para optimizar al máximo el espacio y los recursos destinados a cada operativa y dar un servicio óptimo para cada cliente acorde a sus necesidades. Saber las dimensiones y pesos de la mercancía, la rotación, la tipología de destinos y la frecuencia ayudará a tomar decisiones y determinará el lay out del almacén y qué tipo de transporte (last mile, grupajes, camiones completos, transportes especiales,…) es el adecuado para cada tipología de mercancía.

La planificación es el pilar fundamental para que la cadena logística sea eficiente y productiva. Más hoy en día, en un mercado saturado, lleno de competidores donde algunos de los potenciales clientes no valora la logística y solo buscan el mejor precio.

Como conclusión, las empresas que nos dedicamos al sector de la logística como Nordlogway, debemos aportar a nuestros clientes soluciones disruptivas para optimizar su logística y, a la vez, ser más eficientes y productivos y adaptarnos rápidamente a las nuevas necesidades del mercado.